CÁMARAS LINEALES – CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

Las cámaras lineales se clasifican habitualmente en términos de número de elementos del sensor y en velocidad. Hay tipos especiales de cámaras lineales como son las TDI y las cámaras en color que se describirán más adelante.

 

NÚMERO DE ELEMENTOS DEL SENSOR

Cuanto mayor es el número de elementos mayor será el tamaño del sensor y mayor será el tamaño de la óptica que se necesita. La mayoría de sensores hasta 1024 píxeles pueden utilizar ópticas de rosca C. Cuando el sensor es de 2048 píxeles o más, el formato de la lente debe ser del tipo F o superior, para que el diámetro de la óptica sea suficientemente amplio, como para que la luz incida sobre todo el sensor y no produzca efectos de “vigneting”.

 

VELOCIDAD

Se refiere al número de píxeles capaces de ser leídos por unidad de tiempo. En las cámaras lineales acostumbra a ser mucho más alto que en las cámaras matriciales. En las nuevas cámaras se puede llegar a velocidades superiores a los 1.100MHz. Es por este motivo, que las cámaras lineales normalmente son digitales. Las cámaras lineales analógicas o son modelos antiguos o son de muy baja velocidad y prestaciones.

En la mayoría de aplicaciones con cámara lineal la velocidad de los objetos que pasan frente a la cámara varía, y por tanto es necesario sincronizar la velocidad de lectura de la cámara con la velocidad de movimiento del objeto. Esto se hace enviando una señal de trigger externo generado a intervalos de espacio regulares de forma que las líneas se sincronicen con el movimiento. Esto se acostumbra a hacer mediante un encoder; la máxima velocidad de lectura de líneas vendrá dado por la velocidad de la cámara (líneas por segundo y tamaño del sensor).