INTEGRACIÓN

Es el tiempo durante el cual los píxeles están acumulando luz. Es el factor opuesto a la obturación y se utiliza normalmente en aplicaciones donde hay muy poca iluminación para incrementar la sensibilidad de la cámara. Evidentemente, en este caso, el objeto a inspeccionar debe estar parado. El término Largo Periodo de Integración se utiliza cuando el sensor está expuesto durante un tiempo superior al de un cuadro. El máximo tiempo de integración está limitado por el ruido térmico del sensor, que puede mejorarse si se refrigera. Muchas de las cámaras que se describen en este folleto tienen la opción de Largo Periodo de Integración.