TECNOLOGÍA LIGHT CONDUCTING SURFACE

Recientemente se está utilizando una nueva tecnología para la fabricación de algunos sistemas de iluminación Backlight basados en LED. Esta tecnología se denomina Iluminación por Conducción de Superficie (Light Conducting Surface). El principio en que se basa es una lámina de PMMA- Poly Methyl Metracrylato, que ha sufrido un proceso de grabación mediante un láser de CO2, utilizando un método determinístico desarrollado durante muchos años de investigación. Cuando la luz se inyecta en uno de los lados del Backlight, más del 90% de la luz se reemite a la superficie.

El elemento básico de esta tecnología son los micro-surcos realizados en el PPMA sobre los que viaja la luz. Estos tienen la propiedad de guiar la luz desde la fuente de iluminación (en este caso LEDs) al final del recorrido de la superficie. La luz viaja en líneas rectas, incluso si se utilizan numerosas fuentes de iluminación.

La luz se mezcla con el material, y genera una iluminación completamente homogénea. De esta forma, se resuelve el problema de variación de temperatura de color de los distintos LED. Esto permite generar cualquier tipo de estructura e incluso realizar agujeros sobre la superficie manteniendo la homogeneidad lumínica en toda la superficie.