CÁMARAS INFRARROJAS / TÉRMICAS

Todas las cámaras descritas hasta este momento en este catálogo son cámaras que funcionan dentro del espectro visible, y que pueden capturar radiación infrarroja cercana hasta aproximadamente 1000nm.

Existen muchas aplicaciones de visión que requieren soluciones más allá del espectro visible, debido a las características de emisión de los objetos o de la aplicación a evaluar. Dentro de estos tipos de aplicaciones se encuentran todas aquellas que deben resolverse dentro del infrarrojo más allá del 1 μm.

Las cámaras térmicas son capaces de determinar la temperatura de los cuerpos a partir de su radiación infrarroja. Existen tres longitudes de onda por excelencia donde trabajan las cámaras térmicas: de 0.9 a 2.5 μm, de 3 a 5 μm y de 7 a 12 μm.

 

0.9-2.5 μm

Las cámaras infrarrojas que funcionan en el espectro de longitudes de onda entre 0.9 y 2 μm (SWIR) están basadas en detectores InGaAs refrigerados de la más alta sensibilidad y resolución, lo que permite capturar imágenes más allá del espectro visible, incluso en ambientes nocturnos.

Cuando un objeto tiene una temperatura superior a 120º es cuando empieza a ser detectable con cámaras SWIR. La ventaja real sobre las cámaras de alta longitud es que se pueden utilizar ópticas de vidrio en lugar de las ópticas de mucho más alto coste compuestas de germanio, silicio, o zafiro utilizadas en cámaras LWIR. Las cámaras infrarrojas de baja longitud de onda son ideales para aplicaciones en biomedicina, espectrometría, control de proceso en línea, sistemas de seguridad y vigilancia.

 

3-5 μm

Las cámaras infrarrojas de media longitud de onda se extienden de 3 a 5 μm y ofrecen alta sensibilidad y resolución térmica siendo basadas en detectores InSb o MCT.

Por sus características especiales de interacción con la luz, los sistemas basados en media longitud de onda ofrecen prestaciones únicas para aplicaciones como control remoto de especies biológicas y químicas, en aplicaciones de seguridad y vigilancia, búsqueda y rescate, monitorización de procesos industriales, termografía y detección de signatura infrarroja.

 

7-14 μm

Las cámaras infrarrojas de alta longitud de onda son las que funcionan en el rango de 7 a 14μm y están basadas en sensores microbolómetro refrigerados, no refrigerados y sensores MCT.

Permiten la utilización de la metodología IR más económica y son ideales para aplicaciones como manutención preventiva, inspecciones eléctricas, inspección en la construcción, seguridad y vigilancia.

Las cámaras infrarrojas no refrigeradas proporcionan soluciones de bajo coste para varias aplicaciones de inspección mientras que las cámaras refrigeradas ofrecen alta performance en aplicaciones científicas de alto nivel.